COGULLOS

La Sacristía: ¿encantada?

Desde hace ya décadas, la sacristía de la Iglesia de San Pedro, atemoriza a niños y a mayores. Son ya unos cuantos testimonios, los recogidos en el pueblo al respecto, no obstante, estas personas prefieren mantenerse en el anonimato. En primer lugar, los hijos pequeños de una vecina nunca querían entrar en ella porque según le decían a su madre "les daba miedo" cuando, como críos que eran corrían y saltaban por toda la Iglesia sin ningún problema ni temor; pero ellos a la sacristía no querían entrar. En segundo lugar, una persona encargada de cuidar la Iglesia durante muchos años, nos confesó tener abandonada la sacristía porque " le daba mucho respeto entrar ahí", siendo una persona que pasaba muchas horas al día en la Iglesia del pueblo. Los rumores se han sucedido durante mucho tiempo, pero nadie se atreve a decir nada, suponemos que por temor a la risa de los demás. Y ya para culminar, una veraneante que limpiaba y preparaba la Iglesia para la misa. Se encontraba en la sacristía a eso de las 21.30 dando los últimos retoques para celebrar misa al día siguiente. No había nadie más, solo estaba ella tanto en la sacristía como en la Iglesia. Entonces, comenzó a oír unos ruidos muy fuertes, "como si movieran muebles, cambiaran cosas de sitio o estuvieran haciendo una mudanza" en el piso superior de la sacristía. Tras estos ruidos extremecedores, comenzó a oler muy mal, como olor a podrido. Curioso porque ese día estaba todo impoluto y recién limpiado. Evidentemente se asustó, cerró y se marchó a casa ¿La sorpresa cúal es? Que encima de la sacristía no hay piso superior, ni hay nada.